Consejos y normas

Información de interés para participantes en nuestras rutas


Lleva siempre el equipo adecuado

  • En verano, una gorra o sombrero, gafas de sol y protección solar.
  • En invierno, ropa de abrigo, preferentemente en tres capas. Imprescindibles, un gorro y un par de guantes.
  • Una buena idea es llevar dentro de una bolsa de plástico al menos una camiseta limpia y seca para poder cambiarse en cualquier momento.
  • En todas las épocas, llévate algo para la lluvia.
  • Preferible siempre el pantalón largo al corto.
  • Uno o dos bastones son una buena ayuda, sobre todo en las subidas o terrenos complicados.
  • El calzado es lo más importante para el senderista. Lo mejor son las botas de montaña. El calzado debe de estar usado; nunca lo estrenes en una ruta.
  • Es importante una buena mochila. Para una ruta de un día, bastará con una pequeña o mediana.
  • Para adquirir tu equipo, déjate asesorar por tiendas especializadas.


No vayas justo de provisiones

  • Los alimentos han de ser ricos en hidratos de carbono (barritas energéticas, galletas, chocolate, frutas deshidratas o frescas y uno o dos bocadillos). Se trata más de “alimentarse” bien a lo largo del día que de pegarse un atracón.
  • Lleva agua suficiente (al menos un par de litros en verano); no des por hecho que encontrarás por el camino.
  • No hay que esperar a tener la sensación de sed. Lo idóneo es ir bebiendo pequeñas cantidades de agua cada veinte o treinta minutos.


Al campo, en forma

  • Para poder disfrutar de las rutas es importante tener una forma física aceptable, siempre en función del grado de dificultad de las mismas.
  • Antes de apuntarte, fíjate bien en la ficha técnica de la ruta: distancia-duración, desnivel, tipo de camino, grado de dificultad… Si tienes dudas, pregúntanos.


Algunas normas de comportamiento

  • No abandones ni entierres la basura. Llévatela a casa o deposítala en un punto de recogida. Echa una bolsa de plástico para meterla.
  • Cuidado con los restos orgánicos de la comida; aunque sean biodegradables no debemos tirarlos en cualquier sitio para que el que venga detrás de nosotros se los encuentre.
  • En caso de tener que hacer nuestras necesidades, escogeremos lugares alejados de fuentes, ríos, edificios, áreas de descanso o caminos.
  • No arranques la vegetación ni recolectes plantas. En muchos casos se trata de especies de gran interés, escasas y a menudo protegidas por ley.
  • Intentamos molestar lo menos posible a la fauna. No armamos escándalos ni hacemos ruidos innecesarios.
  • Nunca hagas fuego. Preferiblemente no fumes (en verano está terminantemente prohibido) y, si no te puedes aguantar, mucho cuidado y llévate las colillas en tu basura.
  • Si por cualquier circunstancia alguien necesita separarse momentáneamente del grupo, debe avisar a alguno de los guías.
  • Respeta los caminos. Los atajos sólo sirven para erosionar el suelo y crear barranqueras que pueden llegar a hacer desaparecer el sendero original. Sigue en todo momento al guía; no lo adelantes y atiende a sus indicaciones.