Clasificacion rutas

Grados de dificultad de las rutas

NIVEL BAJO

Por el Calar de la Sima

Son rutas de senderismo de escasa dificultad. Pensadas para personas con poca o ninguna experiencia senderista, o baja preparación física. Son rutas ideales para iniciarse en la práctica del senderismo.

Desnivel: Como mucho se ascienden 400 o 500 metros; muchas veces, ni eso. El desnivel acumulado puede ser algo mayor, pero las subidas y bajadas siempre son asequibles para personas con una mínima preparación física y con poca o ninguna experiencia senderista.
Distancias: Las distancias no suelen superar los 12 km.
Duración: La duración de una ruta es un dato relativo, pues en ella influyen muchos factores. Algunos dependen de nosotros, como la forma física, y otros no, como el desnivel o el tipo de terreno. Los hay, incluso, que son más o menos imprevisibles, como las condiciones meteorológicas. Aún así, podemos estimar el tiempo aproximado que emplearemos en realizar una ruta. Las de este nivel tendrán una duración aproximada de tres o cuatro horas.

Dificultad técnica: Nula, asequibles a personas con poca o ninguna experiencia en senderismo. Lo anterior no significa que las excursiones clasificadas de nivel bajo las puedan realizar personas que no estén mínimamente habituadas a caminar. Si tienes alguna duda consúltanos y te aconsejaremos las excursiones más adecuadas en función de la información que nos proporciones.


NIVEL MEDIO
Invernal por el Calar del Mundo

Son rutas de senderismo en las que se necesita estar bien preparado físicamente, ya que el esfuerzo va a ser considerable.

Desnivel: Se ascienden entre 500 y 1.000 metros. El desnivel acumulado puede ser grande, en ocasiones con fuertes pendientes, pero que pueden subir sin problemas personas con una adecuada preparación física.
Distancias: Las distancias no suelen superar los 16 km. La dureza de la ruta no la marca la distancia, sino la combinación de desniveles y distancia, fundamentalmente.
Duración: La duración de las rutas incluidas en este nivel es aproximadamente de cinco o seis horas.
Dificultad técnica: Algunos puntos de la ruta pueden suponer pequeñas trepadas o destrepadas (pequeñas subidas o bajadas por piedras o rocas de no mucha altura y con claros y suficientes agarres, que en ningún momento precisan del conocimiento de técnicas de escalada), pero asequibles a cualquier persona con buena preparación física. No todas las rutas calificadas con este nivel tendrán estos pasos.


NIVEL ALTO

Subida al Mulhacén
Son rutas en las que se necesita estar bien preparado físicamente. Es recomendable tener una buena experiencia senderista. En ocasiones calificaremos de nivel alto algunas rutas que no tienen ninguna dificultad técnica, pero que por tener fuertes desniveles, tanto de subida como de bajada, implican un gran esfuerzo físico.

Desnivel: Se ascienden entre 1.000 y 1.500 metros. El desnivel acumulado es grande, a veces con fuertes pendientes, que suponen tres o cuatro horas continuadas de subida, lo que requiere contar con una buena forma física.
Distancias: Las distancias suelen oscilar entre 18 y 20 km, aunque en algún caso pueden superar esta longitud. La dureza de la ruta no la marca solo la distancia, sino la combinación de desniveles y distancia, así como las características del camino (pista, sendero, campo a través...) y las condiciones meteorológicas. Normalmente son subidas a picos, lo que supone un gran desgaste físico, tanto en la subida como en la bajada.
Duración: La duración estimada de este tipo de rutas es de más de seis horas, pudiendo superar ampliamente este tiempo. 
Dificultad técnica: Al igual que en el nivel medio, algunos puntos de la ruta pueden suponer pequeñas trepadas o destrepadas, pero asequibles a cualquier persona con buena preparación física.


 NIVEL MUY ALTO

Integral de Sierra Nevada
Aunque no en todos los casos, por lo general se trata de rutas de alta montaña, es decir, que discurren
por encima de los 2.000 o 2.500 metros sobre el nivel del mar.
El tipo de terreno es complicado, difícil de recorrer, con suelos rocosos o descompuestos en los que a menudo no existen senderos. La dificultad de estas rutas varía significativamente según la estación del año y las condiciones meteorológicas. Para realizarlas hay que estar bien preparado, tanto en el aspecto físico como en el mental.

Desnivel: Se ascienden más de 1.500 metros. El desnivel acumulado es muy elevado -por encima de los 2.000 metros-, al igual que los porcentajes de inclinación. Con frecuencia, estas rutas consisten en ascensiones a grandes picos o en largas travesías, a veces cresteando.
Distancias: Las distancias pueden ser superiores a los 20 km, pudiendo sobrepasar ampliamente esta cifra. Para realizar estas rutas es necesario estar acostumbrados a caminar muchas horas por terrenos complicados.
Duración: Son rutas de larga duración, por encima de las 10 horas, lo que implica un importante desgaste físico y un gran esfuerzo mental.
Dificultad técnica: Aunque no en todas, algunos pasos de estas rutas pueden ser bastante aéreos y expuestos, o suponer trepadas y destrepadas que pueden conllevar cierto riesgo. Además de una buena preparación física y mental, para realizar estas rutas es necesario contar con experiencia en montaña.Nunca debe acometerse una ruta de este nivel sin haber realizado antes varias de nivel alto.