Clasificacion rutas

Grados de dificultad de las rutas

NIVEL BAJO

Son rutas de senderismo de escasa dificultad. Pensadas para personas con poca o ninguna experiencia senderista, o baja preparación física. Las rutas que preparamos pensando en que especialmente puedan venir familias y niños son de este nivel. También lo son las rutas pensadas para la iniciación en esta actividad.

Desnivel: Como mucho se ascienden 250-300 metros. El desnivel acumulado puede ser mayor, pero las subidas y bajadas siempre son asequibles para personas con poca preparación física o con poca o ninguna experiencia senderista.
Distancias: Las distancias no suelen superar los 12 km.
Dificultad técnica: Nula, asequibles a personas con poca o ninguna experiencia en senderismo. Lo anterior no significa que las excursiones clasificadas como de nivel bajo las puedan realizar personas que no tengan un mínimo de preparación física. Si tienes alguna duda consúltanos y te aconsejaremos las excursiones más adecuadas en función de la información que nos proporciones.


NIVEL MEDIO

Son rutas de senderismo en las que se necesita estar bien preparado físicamente ya que el esfuerzo va ser mayor que en las de nivel bajo.

Desnivel: Se asciende entre 300 y 500 metros. El desnivel acumulado es grande, en ocasiones con fuertes pendientes, pero que pueden subir sin problemas personas con una buena preparación física.
Distancias: Las distancias no suelen superar los 16 km. La dureza de la ruta no la marca la distancia, sino la combinación de desniveles y distancia.
Dificultad técnica: Algunos puntos de la ruta pueden suponer pequeñas trepadas o destrepadas (pequeñas subidas o bajadas por piedras o rocas de no mucha altura y con claros y suficientes puntos de apoyo, que en ningún momento precisan del conocimiento de técnicas de escalda), pero asequibles a cualquier persona con buena preparación física. No todas las rutas calificadas con este nivel tendrán estos pasos.


NIVEL ALTO

Son rutas de senderismo en las que se necesita estar bien preparado físicamente. Es recomendable tener una buena experiencia senderista. En ocasiones calificaremos como nivel alto algunas rutas que no tienen ninguna dificultad técnica, pero que por tener fuertes desniveles, tanto de subida como de bajada, supongan un gran esfuerzo físico.

Desnivel: Se asciende más de 500 metros. El desnivel acumulado es grande, en ocasiones con fuertes pendientes, pero que pueden subir sin problemas personas con una buena preparación física.
Distancias: Las distancias suelen oscilar entre los 18-20 km, aunque en algún caso pueden superar ampliamente esta longitud. La dureza de la ruta no la marca solo la distancia, sino la combinación de desniveles y distancia. Normalmente son subidas a picos, lo que supone un gran desgaste físico, tanto en la subida como en la bajada.
Dificultad técnica: Al igual que en el nivel medio, algunos puntos de la ruta pueden suponer pequeñas trepadas o destrepadas, pero asequibles a cualquier persona con buena preparación física.